Una insólita historia dejó el duelo entre Inglaterra y Dinamarca por la semifinal de la Eurocopa 2020. Una mujer fanática del seleccionado inglés perdió su trabajo por asistir al estadio Wembley, recinto donde se jugó el encuentro.

Según detallaron medios británicos, la hincha identificada como Nina Farooqi le mintió a su jefe al señalarle que se encontraba enferma y, por ende, no estaba en condiciones para ir a trabajar. Sin embargo, la cámara de la transmisión la delató por completo. 

En un momento del partido, la señal televisiva enfocó a la mujer de 37 años junto a su amiga en pleno festejo del gol del empate de Inglaterra.

Dejar un Comentario