Gobierno busca adelantar reajuste al salario mínimo a $400.000 para septiembre y estudia entregar canasta básica protegida

Tras el rechazo al quinto retiro, el Gobierno busca nuevas formas de apoyo a las familias. Por ello se encuentra estudiando la alternativa de adelantar para septiembre el aumento del sueldo mínimo a $400.000, acordar otro reajuste en enero y entregar una canasta básica protegida.

Este martes, el Ejecutivo sostuvo la tercera reunión con la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), donde la sindical solicitó adelantar el reajuste al salario mínimo. Así, en mayo se buscará dar el primer paso, con un aumento superior a $25.000 y la materia de estudio es cómo llegar a los $400.000 en septiembre.

Cabe destacar que la idea inicial de La Moneda era llegar al monto mínimo de $400.000 a fines del 2022, pero debido al delicado momento económico que se vive en el país, ve con buenos ojos adelantar los reajustes.

Todo esto con el propósito que las familias puedan recuperar el poder adquisitivo perdido por la inflación, que acumula un 3,4% entre enero y marzo y llega al 9,4% en un año.

Además de ello, otra de los temas que están en el análisis del Ejecutivo es dejar estipulado un nuevo reajuste automático en enero 2023, el cual dependería de factores como la inflación y el crecimiento económico.

En la mesa de negociación, debido al importante aumento de precios de productos básicos, la CUT además solicitó la entrega de una canasta básica protegida, la cual debiese tener en cuenta los principales productos que consumen las familias. Dentro de la canasta también se pretenden incluir servicios básicos como luz, aguas y gas.

Para lograr implementar la canasta básica protegida, la CUT entregó algunas alternativas al Ejecutivo, entre ellas está el eliminar o reducir el IVA, entregar subsidios y controlar los precios. Sobre esta materia, el Ministro de Hacienda, Mario Marcel señaló que el Gobierno buscará los “mecanismos más idóneos”.

El titular de Hacienda reconoció que “hay una preocupación por el aumento de los costos de los productos esenciales de consumo”, agregando que estudiarán las propuestas. “Creemos que ese espacio existe. Probablemente no es lo primero que a uno se le viene a la mente, como es el tema de los impuestos, pero creemos que vamos a poder tener una respuesta efectiva, una respuesta interesante en torno a este planteamiento”, aseguró.

Las definiciones de la próxima semana

Marcel puso como plazo máximo la próxima semana para afinar los detalles de la propuesta, “de tal manera que tengamos el tiempo suficiente para redactar el proyecto de ley y que pueda ser presentado al Congreso para su discusión una vez que vuelvan del receso distrital”.

Por otro lado, la Ministra del Trabajo, Jeannette Jara, quedó con buenas impresiones tras la reunión y destacó el trabajo más allá del reajuste del sueldo mínimo. “Estamos recogiendo distintas demandas desde el mundo de las y los trabajadores, para hacer de este acuerdo una agenda de trabajo común, que no solamente aborde el reajuste necesario del salario mínimo, sino que además se haga cargo de temas de las relaciones laborales que pueda fijar un camino de construcción conjunta”.

“Seguiremos dialogando, porque si bien quedan tiempos acotados para la presentación de nuestro proyecto de ley, nos motiva a hacer el mejor esfuerzo para llegar a un buen acuerdo, que nos permita avanzar concretamente y que dé cuenta de una forma de relación que es sustantiva, que tiene que ver con el diálogo social para avanzar en trabajo decente”, puntualizó Jara.

Mas noticias

Menú